martes, 30 de enero de 2024

Algunos apuntes sobre Proluna. Revista GeA02

 


 

 

 

 

 La proluna o progresión lunar natural es un sistema de predicción simbólico. Su
ciclo es de 84 años, a razón de 7 años por casa (sin importar las diferentes
extensiones de las mismas) a partir del Ascendente. Para todos los individuos, la
casa I se extiende entre los 0 y los 7 años, la II entre los 7 y los 14, la III entre 14 y
21, y así sucesivamente hasta la XII que abarca de 77 a 84 años.
Para la interpretación se toman en cuenta:
- LOS SIGNOS: presiones internas relacionadas con etapas psicológicas (periodo
Aries, Tauro, etc.). - LAS CASAS: presiones externas (relacionadas con la edad y las
circunstancias particulares). - PLANETAS: sucesos biográficos (viajes, casamiento). -
ASPECTOS: formas biográficas (viaje feliz, casamiento conflictivo, etc.)
Los pasos a seguir en la tarea interpretativa son:


1) Definir el signo o las presiones internas. Existe una personalidad básica dada por
el signo solar y varias eventuales, de acuerdo al signo de la Proluna. Es
conveniente rastrear desde el Ascendente mismo todas las etapas hasta el presente,
en especial los momentos de crisis que marca el salir de un signo de Agua para
ingresar a uno de Fuego (replanteo de vida). El período en que transita signos de
Fuego, se acentúa el individualismo; en Tierra surge la necesidad de cristalizar los
esfuerzos; en Aire se incentiva la socialización y en Agua la sensibilidad emocional.
Observar que en cada cambio de signo, no sólo varia el elemento, si no la modalidad,
la polaridad, y eventualmente, el hemisferio. Si el signo de la etapa es inarmónico
con el básico, aunque los planetas y los aspectos trasunten buena suerte, se lo vivirá
como algo ajeno, como si le pasara a otro. Se ingresa a cada período con gran
expectativa, sintiendo que es la única salida a los problemas previos. Se egresa en
medio de una crisis de saturación de las cualidades propias del signo


2) Característica de la edad del nativo en relación a la casa que se halla activada.


3) Sucesos acordes a la naturaleza de los planetas presentes.


4) Los contactos por conjunción (Proluna pasando por el mismo grado que un planeta
natal) abren horizontes. El aspecto que puede formarse entre un planeta y el sector
de desplazamiento de la proluna anual, tiende a ser evolutivo. No debe olvidarse,
que los signos son más importantes que las casas; en tanto que los planetas y los
aspectos anuncian el resultado final de las tendencias internas y externas.


Extractado de "La predicción astrológica por el sistema de PROLUNA y sus
derivados". Boris Cristoff. 1ª
Edición 1994. Buenos Aires. Editorial Kier
©

lunes, 29 de enero de 2024

LA CRUZ MUTABLE Y LA SALUD. Sílvia Ceres. Revista GeA01

 

 


 

 Al igual que otros conceptos, el de enfermedad ha sufrido mutaciones a lo largo del
tiempo. Desde un primer planteo, que podría llamarse demoníaco y cuya curación era
el "exorcismo", se pasa a una comprensión naturalista, donde la salud se pierde por
causas externas al individuo, como los virus y los bacilos, por ejemplo.
En la constitución de las ciencias en Occidente, la diferencia cartesiana entre
fenómenos de la naturaleza (que permiten la división de la totalidad en partes, para
ser analizadas por separado) y fenómenos espirituales (aquellos que no autorizan la
fragmentación y es necesario captarlos en su totalidad), origina que la Medicina
quede del lado de las disciplinas de la naturaleza, convirtiendo al cuerpo humano en
objeto de observación, reflexión, comprobación, experimientación de una realidad que
es en sí misma, sin los matices aportados por la subjetividad.
Tanto puede prescindirse del sujeto, que, Michel Foucault, en su libro "El nacimiento
de la clínica", cita a un tal Villate, que a fines del siglo XVIII exhortaba a sus
discípulos a abrir cadáveres, ya que "la muerte revela la vida".
Recordemos que estamos en el período del nacimiento de la ciencia, cuando la
Astronomía pasa a ser un campo del saber diferenciado de la Astrología,
privilegiándose el objeto observado por encima de aquel que observa. Cuando la
tradición astrológica plantea que en la casa VI se manifiestan las enfermedades
agudas y en la XII las crónicas, responde a los preceptos de la Medicina positiva, en
tanto cada dolencia posee una causa (bacilo o tránsito de Saturno, lo mismo da)
externa al individuo y cuya agresión se padece de manera más o menos pasiva.
¿Pero alcanza ese enfoque para el criterio actual de enfermedad?. Entiendo que no.
Valga una aclaración: este artículo no tiene como propósito negar la importancia de
los virus o la del eje VI-XII en los trastornos que el organismo humano puede
padecer; sólo intenta reflexionar y preguntarse si no es una mirada excesivamente
rígida y limitada.
Limitada, porque la definición de los síntomas no es unívoca. Mientras que para la
Medicina alopática, por ejemplo, una erupción cutánea significa una alteración, una
anomalía que necesita ser corregida, para la Homeopatía puede significar una positiva
exoneración de toxinas del organismo.
En una primera aproximación astrológica, podríamos decir que la alopatía se
desenvuelve en el terreno agudo de la casa VI mientras que la homeopatía lo hace en
el de la casa XII (hace años, con una médica unicista, comprobamos que el remedio
de fondo producía un efecto notablemente intenso cuando el paciente lo ingería con la
Luna transitando por su casa XII).
Ahora bien, ¿es suficiente con ésto para entender globalmente el padecimiento de
nuestro consultante?. ¿Aprovechamos los ricos aportes de la Medicina Psicosomática
en nuestra tarea del consultorio? Creo que podemos contestar negativamente a
ambas preguntas sin temor a equivocarnos. Antes de proseguir con el tema
astrológico, comentemos criterios del enfoque psicosomático (palabra de vieja data,
usada en 1818 por Heinrith para describir los insomnios, pero que crece en
importancia durante las últimas décadas).
Una de las grandes diferencias conceptuales con la Medicina clásica radica en la
necesidad de recuperar al ser humano como una totalidad vital, en una instancia
biológica, psicológica y social. La enfermedad es un comportamiento (manifestación
mental, corporal, de acción) y por lo tanto no puede distinguirse la afección orgánica
de la psíquica. Las perturbaciones son del organismo y de la personalidad total.
También se diferencia del pensamiento psicogenético (que sostiene el origen psíquico
de la perturbación orgánica), que modifica la causa original, pero no supera la
tradicional división entre cuerpo y alma propia de la Medicina clásica.
Desde la concepción psicosomática, se habla del balanceo del síntoma. ¿qué significa
esto? Que forma parte de la misma cadena significante, sin primacia de uno sobre
otro, ni subordinaciones de causa-efecto, una eczema, una fobia y la tortura de dudas
obsesivas, que pueden aparecer en forma simultánea o sucesiva.
José Bleger afirmaba, en un trabajo sobre el aporte psicosomático a la comprensión
del cáncer, que toda enfermedad es un diálogo del paciente con su medio ambiente, y
como tal, posee finalidad, significado, estructura e intencionalidad y, por ser un
lenguaje, es necesario decodificar y contextualizar.
Hace su aparición, entonces, el otro eje de la cruz mutable: el conformado por las
casas III (diálogo, medio ambiente) y IX (sentido, significación).
Si colocamos el Ascendente sobre el signo de Aries, de manera que la casa II tengas
su cúspide en Tauro y así siguiendo hasta que la XII coincida con Piscis, observamos
iguales regentes para el eje III-IX y para VI-XII -considero a los signos de Escorpio,
Acuario y Piscis como de doble regencia y no exclusivamente bajo el dominio de los
planetas transaturninos-.
Desde la época de estudiante, me llaman la atención las cuadraturas entre sus
respectivos domicilios que efectúan Mercurio y Júpiter (0º Géminis a 0º de Virgo =
90º. 0º de Sagitario a 0º de Piscis = 90º).
Retomando el criterio de Bleger, la enfermedad (eje VI- XII)aparece frente a la
imposibilidad de verbalizar, de simbolizar el malestar, a través del eje III- IX. Pero
también este par de casas son el camino para retornar al bienestar perdido. El
sufrimiento de lo que no puede ser dicho se manifiesta como un desorden en el
organismo, desorden que a su vez es un discurso cuya coherencia es necesario
descubrir, expresando así, con bastante literalidad la dinámica de la cuadratura.
Y aquí creo que la tarea del astrólogo encuentra un amplio campo de posibilidades.
Salvo en ciertas circunstancias, relacionadas con la prevención o con las
contradicciones de diagnósticos, me parece absurdo poner en funcionamiento todas
nuestras herramientas para llegar a conclusiones similares a las que surgirían con
cualquier técnica contemporánea de diagnóstico. Quiero decir que es más sencillo
hacer un análisis de sangre para ver el número de glóbulos rojos que inferir una
anemia por la particular posición de Marte.
Pero donde nuestra disciplina se torna insustituíble, es en la relativa facilidad con que
puede abordar la estructura del síntoma.
Dejemos para otros especialistas el por qué de la enfermedad, para abocarnos al para
qué de la misma, ayudando a través del eje III-IX a que la persona pueda expresar y
comprender la intención que conlleva su malestar.
¿Cómo trasvasar la teoría a la práctica? Veamos un ejemplo: Daniel, nacido el 2 de
febrero de 1951, a las 18 hs. 55 minutos en Capital Federal.
Como dato importante de su vida, diremos que durante años fue sacerdote, con gran
dedicación al servicio social. Luego de un período de crisis, resuelve renunciar a los
hábitos, aunque no a su tarea docente y al trabajo con la infancia abandonada.
Al retornar a la vida laica, se agudizan notablemente algunos trastornos referidos a su
eje Capricornio-Cáncer en VI-XII: resfríos, alergias, problemas cutáneos; sin duda,
sus perturbaciones responden bien a las regencias de Luna y Saturno.
Pero también cabe la pregunta por otras sintomatologías propias de ambos planetas:
reumatismo, dificultades óseas por mala calcificación, cálculos renales o dolores de
ciática (Saturno en Libra cuadratura a la Luna en Sagitario); como así también por
temas digestivos o hepáticos, dada la ubicación de la Luna.
Sin embargo -por suerte para él- ninguno de estos problemas se han manifestado
hasta hoy. ¿Por qué?.
Desde la óptica que proponemos, la respuesta se encuentra en el eje III-IX, ubicado
en los signos de Aries y Libra, ambos ligados al proceso de la identidad, a través del
vínculo yo - no-yo. Sus regentes, Venus y Marte se encuentran en Piscis, conjuntos a
Júpiter en cúspide de la casa VIII, mostrando una situación de crisis por la necesidad
y el miedo de diluirse en el océano de "lo otro" en una actitud indiferenciada,
ilimitada.
Si observamos, Daniel genera enfermedades que se "ven", que sirven para marcar
un contorno, que señalan un adentro y un afuera como son los resfríos y su típica
frase: "no te acerques, no vaya a contagiarte", o las erupciones en la piel.
También se comprende el por qué agudiza el cuadro de salud luego de abandonar la
vida eclesíastica: mientras la relación con los demás se encontraba pautada por una
diferenciación de religioso -laico en la vida, y por las jerarquías dentro del convento,
no le era tan angustiante el temor/deseo de fundirse con el otro universal
representado por el prójimo.
Al retomar la vida laica, donde los acuerdos con el afuera se realizan desde posiciones
de mayor simetría y son fruto de pactos constantes, su cuerpo dice: necesito
discriminar porque si no me confundo, me pierdo a mi mismo.
Para redondear esta temática, el eje Ascendente - Descendente se ubica en los
mismos signos que VI-XII, ayudando a que los problemas vinculares se manifiesten a
través del cuerpo.
Si bien queda mucho más para analizar en esta carta, espero haber cumplido el
objetivo de transmitir cómo pueden elaborarse ciertas temáticas de salud, si
pensamos a la enfermedad como algo digno de escucharse y no tan sólo de
combatirse.

"El hombre y sus simbolos". Carl Gustav Jung

 


 

 

 El hombre y sus símbolos es el último trabajo psicológico emprendido por el psiquiatra y psicólogo suizo Carl Gustav Jung antes de su muerte en 1961

 https://www.academia.edu/26546759/El_hombre_y_sus_simbolos_Carl_Gustav_Jung?email_work_card=title

domingo, 28 de enero de 2024

"INTRODUCCIÓN A LA ASTRONOMÍA EN EL ANTIGUO EGIPTO". Patricia Mogaburo

 

 


 

 

 

 Resultaría anacrónico emplear el término “ciencia” en los estudios referentes al
Antiguo Egipto. En la actualidad ciencia se define como “el conjunto de conocimientos
obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y
de los que se deducen principios y leyes generales”. En cambio, los egipcios basaban
sus estudios en la experimentación, pero éstos se reducían a la búsqueda de soluciones y
fórmulas seguras, aunque solo fuese para usos concretos de inmediata aplicación. Así
mismo, no les interesaba o no se les ocurría elaborar leyes matemáticas para explicar
sus descubrimientos, por lo que tenían un uso eminentemente práctico. Sin embargo
frente a las monumentales estructuras arquitectónicas, que hoy en día establecen
numerosos debates, hacen llevar a la hipótesis de un amplio abanico de nociones
científicas.


 

 https://www.academia.edu/30531546/INTRODUCCI%C3%93N_A_LA_ASTRONOM%C3%8DA_EN_EL_ANTIGUO_EGIPTO?email_work_card=title

 

 

viernes, 26 de enero de 2024

H Y L E G Y A L C O C O D E N EN LA OBRA DE LOS ASTROLOGOS ARABES MEDIEVALES. Arq. Pablo M. Mauro.

 


 

 

 Cuando nos adentramos en la tradición astrológica occidental es de capital importancia
estudiar a los autores clásicos del medioevo. En especial los árabes debido a que, como herederos
del saber caldeo y traductores de las fuentes clásicas helenísticas, tuvieron un destacado papel en
su desarrollo y difusión. Logrando esto no tan solo por el meros carácter de expositores eruditos
en antiguos saberes sino por haber llegado a ser idóneos astrólogos practicantes. En virtud de
esto, con el transcurso del tiempo, hacia fines del medioevo y comienzo del renacimiento sus
tratados llegaron a ser una referencia obligada de los astrólogos europeos.
Lamentablemente, en las actuales escuelas occidentales de formación astrológica
prácticamente su consideración es escasa cuando no nula, ocupando un sitial de vitrina
dedicado a la nostalgia. Pero por fortuna siempre hay excepciones, ya que aproximadamente
desde fines de los ochenta han aparecido en el mundo algunas iniciativas de astrólogos que,
individualmente o en reducidos grupos aislados, empezaron a desempolvar antiguos tratados.
Motivados principalmente, en su gran mayoría, por el deseo de la puesta en valor de antiguos
saberes y, en segunda instancia, para que ulteriormente se pueda reconstruir un sistema
astrológico en gran medida subestimado por su total desconocimiento.

 

 https://www.researchgate.net/publication/230731087_HYLEG_Y_ALCOCODEN_EN_LA_OBRA_DE_LOS_ASTROLOGOS_ARABES_MEDIEVALES

 

Aby Warburg y la imagen astrológica. Rafael García Mahiques.

 


 

 


 


 

miércoles, 24 de enero de 2024

Costumbre, naturaleza y condicionamiento astrológico en algunos textos sapienciales. Hugo Bizzarri

 


 

 

 El tema del presente coloquio me hace volver sobre una problemática que traté
hace años: la imagen del hombre que subyace en cada una de las colecciones
sapienciales y junto a ella la difusión de conceptos ilosóicos, donde el tema
de la naturaleza en sus múltiples acepciones es uno de los más importantes

 https://www.academia.edu/33987804/Costumbre_naturaleza_y_condicionamiento_astrol%C3%B3gico_en_algunos_textos_sapienciales?email_work_card=title

 

 

lunes, 22 de enero de 2024

TEORÍA SOBRE LOS GRADOS DE NIKOLA STOJANOVIC

 

 


 

 

 

»CADA GRADO DEL CÍRCULO ZODIACAL TIENE
LAS CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL
SIGNO ZODIACAL ANÁLOGO«




INTRODUCCIÓN A
LA TEORÍA DE LOS TÍTULOS


Siempre me han parecido interesantes los encuentros con los colegas astrólogos, particularmente los encuentros con los astrólogos que han practicado esta ciencia divina durante muchos años. En tales encuentros con astrólogos de renombre, en los que un astrólogo desea presentar sus conocimientos para ganarse el respeto del otro colega, siempre hay un toque de vanidad involucrado. Hace unos años, conocí a un colega astrólogo que había estudiado meticulosamente astrología durante más de 20 años y era profesor de la Universidad de Belgrado. Por respeto a todos esos años que había pasado estudiando astrología, le dejé iniciar lo que resultó ser una discusión muy agradable. Como era un lector atento de mis artículos publicados en el semanario Argument, llamó su atención mi mención de los grados del zodíaco, y comenzamos a hablar de ello... Hasta esa discusión no había hablado mucho sobre mi descubrimiento de los secretos del grados, en parte por miedo a que alguien pudiera reclamar mis conocimientos... Sin embargo, mi vanidad y mi conciencia de la importancia del secreto de los grados me hicieron empezar a hablar... Al momento siguiente, el colega astrólogo sacó la carta natal de su esposa. Sólo le pregunté si ese cuadro era preciso, y habiendo obtenido la respuesta afirmativa y estudiándolo durante unos diez segundos, le dije lo siguiente: »Su esposa llamó a un carpintero a la casa y mandó hacer una cama más grande. Cuando el carpintero terminó el trabajo, te fuiste a la cama y te diste cuenta de que el trabajo no estaba bien hecho. Una medida era correcta: la cama era lo suficientemente larga, pero la otra no: la cama no era lo suficientemente ancha, todavía era estrecha«.

 

La mirada de asombro en el rostro del colega astrólogo me dijo que este breve análisis era absolutamente correcto. ¿Cómo había llegado a detalles tan correctos? El sueño y todo lo relacionado con él (la cama, el dormitorio) se describe en la casa 12 del horóscopo. La cúspide de la casa 12 de la esposa de mi colega comienza en el grado 21 de Aries, y el regente de esa casa, Marte, está en el grado 6 de Virgo.

 

Según mi teoría, el grado 21 tiene el símbolo de Sagitario (como el 9°), y Aries simboliza hacer, crear. Entonces, su esposa quería hacerle (a Aries) una cama más grande (21° – Sagitario – Júpiter – para agrandar) (la casa 12).

 

Como Marte, el regente de la casa 12, está ubicado en Virgo (alguien que presta servicios, un trabajador), llamó al carpintero a la casa. Sin embargo, su Marte estaba en Virgo y, además, en el grado de Virgo (6°), y teniendo en cuenta que Virgo simboliza disminuir, hacer más pequeño, una medida de la cama tenía que ser más pequeña de lo necesario.

 

Por lo tanto, la cúspide de la casa 12 (la cama) en el grado 21 (Sagitario – más grande, más larga) nos dice que la cama era lo suficientemente larga (ampliada), y Marte en Virgo, en el grado de Virgo (6°) que era no era lo suficientemente ancha, es decir, era estrecha.

 

Naturalmente, cualquier lector de este libro se preguntará cómo llegué a descubrir los secretos de los grados del zodíaco.

 

Al estudiar la astrología de una manera bastante tradicional para esta región (me refiero a los conocimientos adquiridos en los libros disponibles en Belgrado a finales de los años 1980 y principios de los 1990 por M. Dupor, G. Milekic y otros autores), la mayoría de las veces sucedió que al analizar un gráfico que presenté para señalar algunos momentos cruciales en la vida de una persona. Dado que estos análisis también contenían las »conjeturas« correctas, los clientes normalmente quedaban satisfechos o parcialmente satisfechos. Sin embargo, me quedé insatisfecho y un poco decepcionado con mis conocimientos. Muy a menudo pasaba largas horas buscando respuestas y soluciones a los detalles que no había visto en mi análisis de un gráfico. Pensé que el conocimiento que me faltaba se podía encontrar en libros que no poseía y seguí ordenando frenéticamente libros extranjeros sobre astrología. El número de libros que tenía en inglés fue aumentando gradualmente. Sin embargo, mis conocimientos no aumentaron proporcionalmente, sólo mi decepción. Furioso, decidí dejar de comprar libros y comencé a realizar mi propia investigación astrológica. Mi horóscopo ciertamente me impulsó a tomar tal decisión: nací bajo Piscis, que simboliza lo desconocido e inexplorado, es decir, el trabajo de investigación, todo lo cual está apoyado por el Ascendente en Virgo, que simboliza las pequeñas cosas, los detalles... Así, me concentré (el Ascendente – acción) al estudiar (Piscis) los grados del zodíaco (Virgo). De alguna manera, en ese momento comencé a trabajar en el Argument Journal y recibí una carta de una madre desconsolada preguntándome sobre el destino de su hijo desaparecido... tenía la sensación de que lo habían matado.

 

Su hijo nació bajo Aries con Ascendente Leo y el Sol (vida) en el octavo grado de Aries. En ese momento me acordé del señor Dupor, quien calificó ese grado como adverso y destinado a tener el símbolo del octavo signo de Escorpio: la muerte. Naturalmente, no respondí a la carta de esta madre, pero se me ocurrió: »Si el 8º grado tiene la simbólica del 8º signo de Escorpio, los otros grados del zodíaco tendrán la simbólica análoga de un signo particular«. En ese momento también recordé una frase que leí una vez en alguna parte y que dice algo como esto: »Las propiedades básicas de algo sustancial están contenidas en la parte integral de ello...«. En astrología los signos del zodíaco son »sustanciales«, y los grados del zodíaco son parte integral de cualquier signo astrológico...

 

Entonces comencé con la siguiente analogía: si el octavo grado corresponde al octavo signo de Escorpio, entonces el primer grado tiene que ser análogo al primer signo de Aries; el segundo grado es análogo al segundo signo de Tauro; el tercer grado es análogo al tercer signo de Géminis, y así sucesivamente hasta el duodécimo grado que tiene el símbolo del duodécimo signo de Piscis. En ese momento no tenía ni idea del grado cero (0°) (de 00'00" a 0°59'59"). Para mí, representaba un misterio absoluto (me dije: alguna solución a este grado seguramente surgirá más adelante...), pero todo el tiempo seguía pensando: »¿Y qué pasa con los grados 13, 14, 15...? .?«

 

Sucedió que en ese momento yo estaba estudiando la carta natal de Estados Unidos. Pensé: »Todo presidente americano posee un fuerte deseo de pasar a la historia como un gran guerrero...«. Me preguntaba ¿por qué? Evidentemente, su Sol (un presidente) forma una cuadratura con Saturno (la historia), produciendo así su deseo de hacer algo que quede registrado en los libros de historia... Pero, ¿por qué la guerra? Ciertamente se me ocurrió que los grados después del grado 12 comienzan nuevamente desde Aries. Si miramos el círculo zodiacal y comenzamos desde el primer signo de Aries hasta el último signo de Piscis, veremos que el zodíaco continúa, es decir, el signo de Aries vuelve a aparecer, porque el zodíaco es un círculo infinito.

 

Entonces, los presidentes americanos (el Sol) quieren entrar en la historia (Saturno) como guerreros (el grado de Aries – Marte), porque su Sol está en el grado de Aries (13° de Cáncer).

 

En consecuencia, la historia continúa desde el principio: el grado 13 tiene el símbolo de Aries, el grado 14 el símbolo de Tauro, el grado 15 el símbolo de Géminis. (De alguna manera, por esa época, recibí la visita de una chica con el Sol en el grado 15 de Leo, en su casa 12). Ella dijo: »Mi padre (el Sol) conduce un autobús (15°) a Montenegro (Leo) por la noche (casa 12)...«. Salté de la silla emocionado..., el grado 16 tiene el símbolo de Cáncer, y así hasta el grado 24 que tiene el símbolo de Piscis.

 

Naturalmente me pregunté: »¿Y ahora qué? ¿Qué pasa con los grados 25, 26, 27, 28 y 29 de cada signo?«

 

La carta natal que me ayudó a resolver este dilema, lo creas o no, fue la de Adolf Hitler (20 de abril de 1889, 18:30, CET – 1, 13E02, 48N15).

 

Su horóscopo había sido un misterio para mí durante muchos años. Tenía muchas preguntas para las que no podía encontrar las respuestas. Por ejemplo, me preguntaba: »¿Por qué estaba obsesionado con la guerra; ¿Por qué siempre aparecía con uniforme militar? ¿Y por qué él personalmente comandó las operaciones militares...?»

 

Hay una casa séptima fuerte en su horóscopo (que se ocupa de la política, la guerra, la conquista), pero lo confuso fue el hecho de que nació bajo Tauro con Ascendente en Libra; el regente de ambos signos es Venus, que, en astrología, simboliza la paz. . Además, su Venus (el regente del Sol y el Ascendente) en Tauro es mucho más fuerte que Marte en la conjunción de Venus en Tauro. El fuerte Venus en Tauro en su séptima casa natural es mucho más fuerte que Marte en Tauro en la séptima casa, que es débil para Marte. Sin embargo, había algo en ese acuerdo que lo estaba empujando a hacer la guerra...

 

Ese dilema se resolvió con la posición de su Ascendente en el grado 25 de Libra con el símbolo de Aries (el regente Marte, que libra guerras). Naturalmente, así como en el círculo del zodíaco, Aries vuelve a aparecer después del signo 12 de Piscis, el grado 25 de Aries viene después de los grados 12 y 24, que tienen el símbolo del signo 12 de Piscis.

 

En consecuencia, Hitler estaba obsesionado con la guerra; apareció (el Ascendente – la imagen que creamos) con uniforme militar y comandó operaciones militares, porque su Ascendente (acción, imagen, apariencia, prioridades de acción...) está en el grado 25 transmitiendo el simbólico de Aries.

 

Por lo tanto, esto continúa en el mismo orden de cosas: el grado 25 tiene el símbolo de Aries, el grado 26 el símbolo de Tauro, el grado 27 el símbolo de Géminis, el grado 28 el símbolo de Cáncer y, al final, está el grado 29 con el símbolo de Leo.

 

¿Y qué sigue después del grado 29 de cada signo del zodíaco? Llegamos al grado cero (0°) del siguiente signo del zodíaco y, por lo tanto, repetimos los 12 signos del zodíaco en un círculo.

 

 https://www-astrologyinserbia-com.translate.goog/e/nikola/tajna_svakogstepena.htm?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=sc

viernes, 19 de enero de 2024

Los Aspectos en Astrología - Sue Tompkins.

 


 

 

 El lector podría preguntarse: «¿Y por qué un libro más de
astrología?» y, realmente, yo también me he planteado infinidad
de veces esta misma pregunta mientras escribía este libro.
Además de colmar unas cuantas necesidades personales, el
propósito de este libro es el de cubrir lo que yo considero un
vacío dentro de la literatura astrológica, es decir, un libro de texto
sencillo y moderno sobre los Aspectos Astrológicos.
En el mercado existen realmente libros excelentes sobre la
naturaleza de las distintas combinaciones planetarias. Por
ejemplo, los de Stephen Arroyo sobre los planetas exteriores y
los de Liz Greene sobre estos mismos y también sobre Saturno.
Muchos de los libros para principiantes también nos ofrecen una
buena información a este respecto, y el libro de Charles Cárter,
Los Aspectos Astrológicos, es un clásico dentro de este tema,
pero está algo desfasado y no incluye los Aspectos de Plutón.
Aunque el libro de Bill Tiemey Dinámica sobre el análisis de los
Aspectos resulta de un valor incalculable en cuanto al tema de los
Aspectos, el escritor se ha ceñido exclusivamente a éstos. Sin
embargo, creo que todavía queda espacio para otro volumen que
intente enfocar el tema de los Aspectos como conjunto y, en
particular, que trate de ayudar al estudiante a combinar un
símbolo planetario con otro.

 

 https://pdfcoffee.com/qdownload/los-aspectos-en-astrologia-sue-tompkins-8-pdf-free.html

 

viernes, 12 de enero de 2024

La pasión de la mente occidental. Richard Tarnas

 


 

 

 Este libro presenta una historia concisa de la cosmovisión
occidental desde los griegos antiguos hasta los autores pos-
modernos. Con ello he querido proporcionar, en un solo vo-
lumen, una exposición coherente de la evolución de la mente
occidental y de su cambiante concepción de la realidad. Los úl-
timos progresos en diversos frentes (el filosófico, el de la psi-
cología profunda, el de los estudios de la religión y el de la his-
toria de la ciencia) han arrojado nueva luz sobre esta notable
evolución. Esos progresos han influido y enriquecido enor-
memente la exposición histórica que aquí se presenta, razón
por la cual los he expuesto en un epílogo, con el fin de expli-
citar una nueva perspectiva en la comprensión de la historia
intelectual y espiritual de nuestra cultura

 https://pdfcoffee.com/qdownload/richard-tarnas-la-pasion-de-la-mente-occidental-5-pdf-free.html

 

 

domingo, 7 de enero de 2024

Astrología Gallica. Libro XVIII

 


 

 


Qué es la fortaleza de los planetas y cuánta es
La fortaleza de un planeta y su virtud se diferencian en que virtud, propiamente
dicho, significaría su naturaleza elemental o influencial, por medio de la cual el propio
planeta actúa, y, en cambio, por fortaleza se entiende la cantidad de dicha virtud. Por
ejemplo, dos imanes de igual tamaño, de los cuales uno elevaría dos libras de hierro y el
otro doce, son obviamente idénticos en cuanto a virtud, -puesto que uno y otro tienen una
virtud del mismo género, es decir: atraer el hierro-, pero difieren por su potencia o
fortaleza, ya que no tienen ambos la misma cantidad de tal virtud. Por lo tanto, la fortaleza
de un planeta parece definirse correctamente si se dice que es la cantidad de virtud con la
cual actúa el propio planeta.

 

 https://www.academia.edu/35326911/MOR%C3%8DN_ASTROLOGIA_GALLICA_LIBRO_XVIII_18_Traducido_Pepita_Sanchis_Ll%C3%A1cer_copyright_2001

 

jueves, 4 de enero de 2024

DIOSCÓRIDES.

 

 


 

 


 

 Los primeros en expresar alguna idea sobre el origen de
las plantas y una concepción filosófica de la enfermedad y
de'la salud, del hombre como un organismo complejo so-
metido a la acción de diversos factores naturales, fueron los
pensadores del período presocrático, Alcmeón de Crotona,
Empédocles de Agrigento y Diógenes de Apolonia. Los
autores presocráticos tratan de buscar el origen de todas las
cosas; explican el nacimiento de las plantas a partir de los
elementos del agua y de la tierra, del aire y de la lluvia, si
tomamos como fuente a Teofrasto. La botánica en la Anti-
güedad es una ciencia íntimamente relacionada con la me-
dicina, por ello daremos de manera breve una visión de la personalidad de los primeros médicos


https://www.academia.edu/103322676/_Dioscorides_Plantas_y_remedios_medicinales?auto=download&email_work_card=download-paper

 

miércoles, 3 de enero de 2024

Astrología Judiciaria. Eudes Picard.


 


 



 

 La astrología es una ciencia positiva comporta a la vez el conocimiento de las causas en
el plano celeste y el de sus afectos sobre el plano terrestre. Se apoya, pues, sobre una
doctrina y la experiencia, es decir, sobre un sistema tradicional de interpretación. No
basta conocer las leyes de influencia, hay que saber traducirlas. En ello estriba toda la
dificultad. Muy a menudo, el temor de cometer errores mantiene al adepto en una
actitud de timidez que paraliza sus medios. Es una equivocación, o, a veces, un exceso
de escrúpulos. Debe afirmarse lo que se piensa, a condición de demostrar que lo que
uno anticipa reposa sobre principios o reglas de indiscutible exactitud. Para alcanzar esa
meta, es menester estar en las condiciones mas completas de poseer los elementos de
investigación y de control.

 

 https://www.academia.edu/36403290/Astrologia_Judiciaria_Eudes_Picard?auto=download&email_work_card=download-paper

 

 

martes, 2 de enero de 2024

"La Astrología como parte del curriculum del mago grecolatino". Aurelio Pérez Jiménez

 

 



 Sea muy digno de elogio un médico que sea astrólogo,
con el fin de que aplique en el momento los remedios a los enfermos.
Como en tiempos antiguos un día Crinas de Marsella
con sabiduría cumplió su arte con fortuna,
recibió de paga doscientas cincuenta mil monedas de oro;
y otras tantas dio para los muros de su patria.
Provechosa es sin duda la observación de los astros y de las efemérides
para la medicina, y muy lucrativa al mismo tiempo.

 

 https://www.academia.edu/112250513/La_astrolog%C3%ADa_como_parte_del_curriculum_del_mago_grecolatino?auto=download&email_work_card=download-paper

 

 

DENIS LABOURÉ. Les Enseignements Qabalistiques de La Golden Dawn.

          El texto está en francés.     https://pdfcoffee.com/qdownload/denis-laboure-les-enseignements-qabalistique-de-la-golden-dawn-pdf-f...