martes, 31 de marzo de 2020

Navegando contra corriente.










El astrólogo por definición, navega contra corriente, ya que su actividad está puesta en tela de juicio por la " Ciencia  Oficial"

Si encima de eso haces Astrología tradicional, la contra corriente aún es más intensa.

El " discurso " oficial en la práctica astrológica está claramente psicologizado, de tal modo que pareciera que la Astrología se " protege " bajo el paraguas de la Psicología, para mantener ciertas dosis de " credibilidad ".

La Astrología tradicional, está en las antípodas de todo eso, ya que es predictiva, y por lo tanto determinista.

Pero como siempre digo, el determinismo y el fatalismo no deben ir cogidos de la mano, ni tampoco se debe hacer predicción para el propio lucimiento personal del astrólogo.

Predecir para prevenir, esa es la intención.

El libre albedrio es la actitud con la que nos enfrentamos a aquello que nos determina.

Que por cierto, hemos escogido libremente, aunque esta parte de mi discurso no la puedo demostrar empiricamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LAS FUENTES DE LA ASTROLOGÍA DURANTE EL RENACIMIENTO: ALGUNAS CONSIDERACIONES. Cristóbal Macías Villalobos - Delia Macías Fuentes

            Durante el Renacimiento, la recuperación de los principales textos de la astrología antigua, en particular de Tolomeo, posibilit...